Skip to main content

Novedades

y Noticias

Cómo optimizar los ciclos de trabajo con un sistema de gestión integrado

Un sistema de gestión integrado ayuda a que todas las partes estén engranadas de forma correcta. 

 

Alcanzar resultados depende del funcionamiento interno de la empresa.

Para realizar una tarea determinada, el trabajador debe cumplir con una serie de pasos para lograr culminarla con resultados satisfactorios.

Ahora bien, la dinámica de trabajo es muy variante y depende de factores internos como insumos materiales y conocimiento de los programas a utilizar.

Así mismo requieren habilidades técnicas, destrezas personales y comunicación asertiva con otros compañeros y supervisores.

Debido a la dificultad de mantener a los equipos de trabajo funcionando en total armonía, se deben buscar herramientas que ayuden a consolidar el cumplimiento exitoso de las tareas.

Los sistemas de gestión integrados buscan mejorar los ciclos de trabajo para mantener la calidad de producto o servicio que ofrece la empresa. También promueven aumentar la productividad, integrar a todas las personas que están en la organización, fomentando el compromiso y liderazgo por parte de los directivos para que se logren resultados óptimos.

Algunas de las características de un sistema de gestión integrado son: planificación, política de gestión, documentación de la empresa, evaluación y control, mejoramiento de procesos, y resolución de problemas por labores manuales.

Otro de los aspectos que lo definen es garantizar que la empresa pueda respaldar medidas para el cuidado del medio ambiente, la seguridad y salud de los trabajadores.

Requerimientos para implementar un sistema de gestión integrado

 

• Crear un manual de gestión para asegurar que los procesos queden registrados detalladamente, así cada empleado sabe cómo realizar las tareas inherentes a su cargo.

• Unificar todos los sistemas utilizados por la empresa hasta la fecha, rescatar toda la información y base de datos para que estén en el nuevo sistema.

• Supervisar que la implementación del sistema de gestión se haga bien, involucrando en el proceso a todos los miembros de la organización

• Designar responsables por equipos de trabajo para que se cumplan los objetivos planteados.

La dirección de la empresa también se debe involucrar para que cada parte se integre con el fin de usar el sistema de gestión en forma eficiente. No se trata de que los empleados se sientan presionados o supervisados a cada momento, sino de que entiendan la importancia de lo que hacen diariamente para el funcionamiento de la organización.

Los ciclos de trabajo pueden llegar a ser rutinarios y tediosos, pero con un sistema de gestión integrado, la empresa va a poder ampliar su alcance y crear nuevas oportunidades de negocio.

Siga las novedades en nuestras
Redes Sociales